Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘salud’

Cocinar nunca ha sido tan rápido y sencillo como hoy en día. Tenemos a nuestra disposición alimentos precocinados, comida rápida, y snacks que nos permite comer rápidamente, pero poco saludable. También tenemos tecnologías de cocción rápida: 1 minuto en el microondas y listo; un par de minutos en las placas de inducción y ¡ya está preparada la pasta!

Cuando se trata de hablar de la comida rápida, todos estamos de acuerdo: sabemos que no es saludable. Sin embargo, aunque seas un buen cocinero y te guste comer sano, la cocina todavía puede reservarte desagradables y peligrosas sorpresas. ¿Y eso?

cocina placas inducción radiación tóxicos hogarBásicamente, tu cocina te está radiando. Por ejemplo, el horno de microondas emite gran cantidad de radiación cuando está en uso; debes mantenerte a distancia o incluso salir de la cocina mientras lo estás usando, especialmente las embarazadas. Los niños, cuyos cuerpos y cerebros están aún en desarrollo y son más vulnerables a factores ambientales externos, también deben mantenerse lejos. Los tejidos de los niños pueden llegar a la sobreexposición fácilmente, ya que sus cuerpos todavía están en desarrollo y están más expuestos a las radiaciones, lo cual puede tener graves consecuencias para la salud en la edad adulta.

Pueden afectar negativamente a nuestra salud, según confirman los últimos estudios científicos, así que más vale prevenir y tomar las precauciones necesarias.

Los peligros potenciales de la radiación de microondas no son nada nuevo. Pero un nuevo estudio nos muestra ahora que hay otro electrodoméstico en nuestra cocina que también puede ser radiante: las placas de inducción. Un laboratorio de investigación líder en Suiza, analizó varias placas de inducción, con la preocupante conclusión de que la mayoría de las mismas pueden superar los límites de radiación electromagnética establecidas en la UE durante su uso. Si estas cerca de las placas de la cocina, como obviamente estás mientras cocinas, te encuentras expuesto a altos niveles de radiación. Las placas cumplen con los límites de exposición mientras te encuentras a una distancia prudencial, pero no lo hacen cuando te encuentras demasiado cerca. Es mejor prevenir y mantener a tus hijos lejos, sobre todo porque hay otros peligros para ellos en la cocina.

Esto también es aplicable para ti mismo: es mejor mantener cierta distancia de las placas siempre que sea posible. La aplicación del principio de precaución no nos perjudica y, por supuesto, no tiene efectos secundarios.

Anuncios

Read Full Post »

En inglés a los portátiles se les llama “laptop”. El Diccionario Oxford define portátil u ordenador portátil como “un equipo que es portátil y adecuado para su uso durante viajes”, y el diccionario Merriam-Webster añade “de un tamaño y diseño adecuado para usarlo en el regazo“. Muchos de nosotros utilizamos habitualmente ordenadores portátiles y podemos tenerlos en nuestro regazo mientras los utilizamos. Para eso están diseñados los portátiles, ¿no?

laptop, portatil, radiaciones

Un reciente estudio sugiere que debería cambiarse el término inglés “laptop”. ¿Por qué? El término está causando controversia ya que su traducción literal significa “cerca de su regazo”.

El estudio recientemente publicado en Archives of Environmental & Occupational Health ha estudiado cinco portátiles de uso común, analizando la exposición a campos electromagnéticos. Se analizó la exposición a los campos electromagnéticos en mujeres embarazadas que están en contacto cercano con los portátiles, así como sus efectos sobre el feto. El estudio también reveló que la fuente de alimentación conduce a fuertes densidades de corriente eléctrica intracorporales, tanto en adultos como en el bebé.

Estudios anteriores también han relacionado el uso de los portátiles con WiFi con problemas de infertilidad en los hombres.

En conclusión, utilizar el portátil en su regazo es, paradójicamente, inadecuado. Y el término inglés “laptop”, es decir “portátil para usar en su regazo”, también es inadecuado. Necesitamos un nuevo nombre en inglés. ¿Alguna sugerencia?

Read Full Post »

Todos sabemos la gran ventaja o comodidad que tiene utilizar el wifi: su movilidad y el dinamismo. Aunque a la hora de decantarnos por esta opción, ponemos en la balanza algo que para nosotros tiene mayor peso que esa movilidad y dinamismo: la salud de los niños. Desde luego que implica alguna renuncia, pero creemos que si se conoce el problema en toda su magnitud la respuesta es evidente. Y además, en ningún momento estamos hablando de renunciar a internet, sino al medio en el que lo usamos.

Debemos considerar el impacto que puede suponer en la salud, a medio y largo plazo, la utilización de dichas tecnologías.Como podéis comprobar en nuestra web, existen suficientes evidencias científicas para considerar las radiaciones electromagnéticas emitidas por el dispositivo wifi como un riesgo potencial para la salud de nuestros hijos. Así por ejemplo, según la Dra. Magda Havas: “ los efectos sobre la salud van desde el insomnio hasta el cáncer pasando por un gran número de trastornos en nuestro organismo”. (Analysis of health and environmental effects of proposed San Francisco earthlink Wi-Fi network, 2007).

Las ondas electromagnéticas resultan más nocivas cuanto mayor es la intensidad del campo electromagnético. Por ese motivo, el mayor riesgo tiene lugar cerca del equipo emisor de la señal wifi (router) y también cerca del equipo receptor (ordenador), que también necesita emitir para recibir la señal, comportándose a su vez como una antena. Podéis ver estas características en este vídeo.

Esto explica que el alumno que esté en su pupitre, trabajando con el notebook, esté expuesto a una radiación potencialmente nociva, en tanto que el riesgo disminuye en la exposición al wifi de los vecinos, cuya fuente de emisión se encuentra a mayor distancia.

Debemos ser conscientes, de todos modos, del efecto acumulativo de las radiaciones que provienen de diversas fuentes, como antenas de telefonía móvil, teléfonos móviles, teléfonos DECT, redes wifi y wimax…Por eso en otras ocasiones hemos hablado de reducir en la medida de lo posible la exposición a cualquier fuente, sobre todo en la población más sensible, como los niños. Aquí encontraréis unos consejos para evitar la sobreexposición.

La opción que proponemos es muy sencilla: mantener la posibilidad de conexión a internet y reducir la exposición a las radiaciones electromagnéticas todo lo posible. El cableado estructurado cumple con estos requisitos. En este enlace podéis consultar toda la información.

El modo de llevar a la práctica esta propuesta en el aula sin duda requerirá de la voluntad del personal del centro. A priori no parece necesario fijar el pupitre. Lo único que debemos hacer es cerciorarnos de que tenemos un cable con la longitud necesaria para llegar al portátil o torre del ordenador del alumno. Por supuesto, dicho cable puede recogerse en el momento en que no esté siendo utilizado. Pero, como ya comentamos, cada caso requeriría un estudio independiente y sin duda cada colegio conoce mucho mejor las posibilidades prácticas.

Estamos convencidos de que es posible conseguir una mejor escuela para todos, y eso implica una escuela más segura.

Read Full Post »