Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘radiaciones’

Cocinar nunca ha sido tan rápido y sencillo como hoy en día. Tenemos a nuestra disposición alimentos precocinados, comida rápida, y snacks que nos permite comer rápidamente, pero poco saludable. También tenemos tecnologías de cocción rápida: 1 minuto en el microondas y listo; un par de minutos en las placas de inducción y ¡ya está preparada la pasta!

Cuando se trata de hablar de la comida rápida, todos estamos de acuerdo: sabemos que no es saludable. Sin embargo, aunque seas un buen cocinero y te guste comer sano, la cocina todavía puede reservarte desagradables y peligrosas sorpresas. ¿Y eso?

cocina placas inducción radiación tóxicos hogarBásicamente, tu cocina te está radiando. Por ejemplo, el horno de microondas emite gran cantidad de radiación cuando está en uso; debes mantenerte a distancia o incluso salir de la cocina mientras lo estás usando, especialmente las embarazadas. Los niños, cuyos cuerpos y cerebros están aún en desarrollo y son más vulnerables a factores ambientales externos, también deben mantenerse lejos. Los tejidos de los niños pueden llegar a la sobreexposición fácilmente, ya que sus cuerpos todavía están en desarrollo y están más expuestos a las radiaciones, lo cual puede tener graves consecuencias para la salud en la edad adulta.

Pueden afectar negativamente a nuestra salud, según confirman los últimos estudios científicos, así que más vale prevenir y tomar las precauciones necesarias.

Los peligros potenciales de la radiación de microondas no son nada nuevo. Pero un nuevo estudio nos muestra ahora que hay otro electrodoméstico en nuestra cocina que también puede ser radiante: las placas de inducción. Un laboratorio de investigación líder en Suiza, analizó varias placas de inducción, con la preocupante conclusión de que la mayoría de las mismas pueden superar los límites de radiación electromagnética establecidas en la UE durante su uso. Si estas cerca de las placas de la cocina, como obviamente estás mientras cocinas, te encuentras expuesto a altos niveles de radiación. Las placas cumplen con los límites de exposición mientras te encuentras a una distancia prudencial, pero no lo hacen cuando te encuentras demasiado cerca. Es mejor prevenir y mantener a tus hijos lejos, sobre todo porque hay otros peligros para ellos en la cocina.

Esto también es aplicable para ti mismo: es mejor mantener cierta distancia de las placas siempre que sea posible. La aplicación del principio de precaución no nos perjudica y, por supuesto, no tiene efectos secundarios.

Anuncios

Read Full Post »

Hace unos días elmundo.es publicó un vídeo en el que el Catedrático de Física Antonio Ruiz de Elvira intentaba justificar “por qué el wifi no hace daño a los bebés (ni a nadie)”.



Las declaraciones de este catedrático son, cuanto menos, controvertidas.

Según algunos de los mejores especialistas en bioelectromagnetismo de España,

  • el Dr. Ceferino Maestu Unturbe, Director del Laboratorio de Bioelectromagnetismo, Centro de Tecnología Biomédica, Universidad Politécnica de Madrid
  • el Dr. Alejandro Úbeda Maeso, Investigador Jefe de la Sección de Radiaciones no Ionizantes del Hospital Ramón y Cajal, Instituto Ramón y Cajal de Investigaciones Sanitarias, Madrid
  • la Dra. Mª Jesús Azanza, Catedrática de Biología Celular y Magnetobiologia en la Facultad de Medicina, Universidad de Zaragoza

es necesario aplicar el principio de precaución para evitar los posibles efectos negativos en la salud que numerosos estudios científicos han demostrado están directamente relacionados con la exposición de campos electromagnéticos en seres vivos, especialmente en niños y bebés.

En el vídeo del Simposio Europeo sobre Radiaciones no ionizantes , que tuvo lugar en la sede de la Unión Europea de Madrid a finales del 2011, podemos ver a estos tres especialistas hablando sobre el peligro de estas radiaciones que, según el catedrático Ruiz de Elvira, son inocuas.

Podéis descargaros sus ponencias aquí. Así mismo podemos encontrar numerosa información científica, técnica y legal en la web de Escuela sin wifi.

No solo numerosas organizaciones no gubernamentales están alertando de los posibles peligros del wifi, sino que organismos públicos internacionales están exigiendo a los gobiernos nacionales medidas concretas para proteger a la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) clasifican los campos electromagnéticos generados por móviles y wifis en la categoría «2B», es decir, posibles cancerígenos, lanzando una «alerta generalizada» a escala internacional.

Advierten del «posible» riesgo de cáncer cerebral en quienes están expuestos a radiaciones electromagnéticas provenientes de los teléfonos móviles y tecnologías similares. La OMS y la IARC, tomando todas las precauciones verbales y científicas de rigor, alertan de que los teléfonos móviles generan campos electromagnéticos que tienen efectos cancerígenos.

La Comisión Internacional para la Seguridad Electromagnética (ICEMS) en su Resolución de Benevento (2006) y en la Resolución de Venecia (junio de 2008) ha manifestado su preocupación por los efectos de la exposición a campos electromagnéticos en la salud humana.  Dicha organización, formada por científicos, médicos e ingenieros de todo el mundo, ha confirmado “la existencia de efectos no térmicos de los campos electromagnéticos sobre la materia viva, que parecen ocurrir en todos los niveles de la investigación de la epidemiológica hasta la molecular”. “Nosotros, que estamos a la vanguardia de esta investigación, deseamos fomentar un enfoque ético en el establecimiento de las normas de exposición que protejan la salud de todos, incluyendo a aquellos que son más vulnerables”. “Las nuevas normas deben ser desarrolladas de forma que tengan en cuenta diferentes condiciones fisiológicas, por ejemplo, el embarazo, recién nacidos, niños y ancianos.”

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo expresó en 2008 su preocupación por los resultados del Informe Bioinitiative (2007), que explicaba con detalle los efectos negativos de los campos electromagnéticos en la salud e insistió en la necesidad de poner en práctica el principio de precaución.

La Agencia Europea del Medio Ambiente basándose en el Informe Bioinitiative, recomendó en septiembre de 2007 a los 27 estados miembro la introducción de leyes que protejan al público general de los campos electromagnéticos de forma más efectiva. En abril de 2009 el Parlamento Europeo pidió una mayor financiación para nuevos estudios sobre los efectos a largo plazo de la exposición a campos electromagnéticos. En septiembre de 2009 el director de dicha agencia señaló que la evidencia de riesgos potenciales es lo suficientemente fuerte como para justificar medidas encaminadas a reducir la exposición de los ciudadanos a campos electromagnéticos de radiofrecuencia, e insistió en que los límites actuales de exposición tenían que ser reconsiderados.

Si queréis leer más, en el siguiente enlace encontraréis una relación variada de estudios científicos que demuestran los efectos nocivos de este tipo de radiación. 

Read Full Post »

Hace pocos días conocimos a Ángela, una madre de familia, jubilada y residente de Pinto por más de 10 años. Tuvo que abandonar su casa por desarrollar esa extraña enfermedad denominada electrosensibilidad, aún no reconocida en España. No es la primera vez que conocemos a un electrosensible, pues a nuestra fundación nos llegan muchos casos de personas como Ángela, que no han podido encontrar solución en médicos de cabecera, especialistas, y a veces les resulta muy difícil que los familiares o cercanos les empaticen. Hasta que por fin dan con la ayuda y el apoyo que necesitan.

En el caso de Ángela toda su familia, sus hijos y su marido la habían apoyado desde el principio. Ángela estuvo directamente expuesta a una antena de telefonía móvil de Vodafone durante más de 10 años, y el efecto acumulativo de las radiaciones generó, en su caso, esta enfermedad. Esto implica que la persona se vuelve sumamente intolerante a todo campo electromagnético que provenga de la fuente que sea (móvil, wifi, wimax, antena de telefonía o teléfono inalámbrico de casa). El problema surgió cuando, según me explicaba su hijo, Ángela adquirió un contrato con Vodafone y empezó a usar su móvil. Aparentemente ese fue el momento en el que el cuerpo de Ángela dijo: “basta ya” . Los síntomas se multiplicaron exponencialmente: tenía mareos, nauseas, le daban pitidos en los oídos, desarrolló depresión y fatiga crónica. Se volvió totalmente intolerante a las radiaciones de cualquier tipo y tuvo que abandonar su casa. Se trasladaron a un piso que tenían en la costa, pero también estaban rodeados de antenas y la situación de Ángela no consiguió mejorar. Después de 4 meses de espera, sus hijos encontraron una pequeña casita en Tembleque, un pueblo de Toledo ubicado en una zona donde casi no hay cobertura.

Esta enfermedad que hoy por hoy afecta a menos del 1% de la población, según algunos científicos podría alcanzar a un 20 o 30% de la población en unos años y convertirse en una gran epidemia si no se corrigen los límites que la ley actual hoy establece como “seguros”.

Por desgracia la ley no nos protege, así que hasta que no salga una directiva europea que se adapte a la nueva situación tecnológica que hoy vivimos, nos tenemos que proteger nosotros. Intentad usar los móviles lo imprescindible, tened internet por cable, sustituid teléfonos inalámbricos por teléfonos tradicionales por cable. Si estáis cerca de una antena, apantallad vuestras casas y, ante todo, proteged a los más vulnerables: niños, ancianos, enfermos y embarazadas. Si además podéis informar a otras personas, mejor. Velemos por la salud de todos. Está en nuestras manos.

Read Full Post »

Nosotros practicamos eso de “la ley del más fuerte”. Porque nos lo podemos permitir, porque tenemos razones y porque no nos faltan respuestas.

Hace unos días la campaña ‘Escuela sin wifi’ salió en un reportaje de Mujer Hoy, uno de los suplementos dominicales más leídos de España y uno de los medios online más visitados por las lectoras femeninas. Y tuvimos el honor de salir nada menos que junto a una entrevista con el prestigioso científico sueco Olle Johansson, director de la Unidad de Neurología Experimental del Departamento de Neurociencia del Instituto Karolinska y profesor de Neurociencia en el Royal Institute of Technology de Estocolmo. Por dar más datos, el Instituto Karolinska es la institución universitaria de alta educación en medicina más grande del mundo. Un comité de dicho instituto es el encargado de la designación del Premio Nobel de Fisiología o Medicina. Vamos, que no son unos aficionados los que advierten contra los peligros de las radiaciones.

El reportaje explicaba de forma contrastada los daños que provocan en nuestra salud los campos electromagnéticos, entre ellos los del wifi, la importancia del principio de precaución y lo que dicen las normativas internacionales sobre todos estos asuntos. Os recomendamos vivamente que leáis el reportaje, porque no tiene desperdicio.

Como ya hemos expresado anteriormente, la preocupación se extiende por los más pequeños, por eso vemos que en países como Francia o Alemania ya han retirado el wifi de las escuelas, hospitales, bibliotecas y lugares públicos. Insistimos en que los niños crezcan en un ambiente cada vez más saludable, por eso no solo basta con evitar el uso excesivo de los móviles, sino también con utilizar, por ejemplo, tecnologías que ayuden a no estar continuamente expuestos a las radiaciones electromagnéticas. Los routers wifi son una de esas tecnologías a evitar.

Read Full Post »

Acaba de comenzar el curso escolar. Millones de niños y niñas españoles vuelven estos días a las aulas. Les esperan todo tipo de facilidades y recursos educativos. Entre los más publicitados está el wifi, una tecnología cada vez más extendida en colegios, escuelas e institutos para facilitar el acceso a internet de los alumnos. Y nadie duda del poder educativo de esta herramienta. En pleno siglo XXI, es indiscutible la importancia del acceso universal a la educación. Pero… ¿está a salvo la salud de nuestros niños?

La respuesta es NO. Científicos independientes de todo el mundo advierten insistentemente en que el wifi es nocivo para la salud. Llenar nuestras escuelas de accesos inalámbricos a internet convierte las aulas en lugares llenos de radiaciones que pueden afectar seriamente la salud. En el caso de los niños, esto es doblemente grave: están en fase de crecimiento y son mucho más vulnerables a este tipo de tóxicos ambientales. Sí, llamemos a las cosas por su nombre: las radiaciones son tóxicos ambientales de origen físico y la contaminación electromagnética en los centros educativos es un problema serio que exige nuestra inmediata atención.

Somos nosotros, los ciudadanos, los padres, quienes tenemos que exigir a los políticos y a las autoridades educativas que antepongan la salud de nuestros hijos a los intereses electoralistas y/o económicos. Internet sí, wifi no. Los dispositivos inalámbricos emiten radiaciones que pueden causar desde dolores de cabeza o hiperactividad hasta enfermedades tan graves como cáncer o leucemia, y esto está ya suficientemente documentado en la literatura científica. No queremos que nuestros hijos estén expuestos a este riesgo durante toda la jornada escolar, día tras día, semana tras semana, mes tras mes…durante todo el curso, curso tras curso.

Mientras están en clase, están estudiando para construirse un futuro. Quizás están también construyéndose una enfermedad para el día de mañana. Eliminemos el wifi de colegios, escuelas e institutos.

Read Full Post »